BIENVENIDO A CATEQUESIS DINÁMICA. AQUÍ EL CAMINO ES COMPARTIDO.


Todas las imágenes que están en el blog pueden ser vistas en grande pinchando sobre ella, también podemos verlas reunidas en la galería de fotos.


Ustedes pueden compartir todas las entradas del Blog con sus amigos de manera muy fácil y cómoda. Fíjense en la imagen al lado. La "M" sirve para enviar la entrada por correo electrónico a un amigo; la "B" sirve para publicar en un blogger, o sea, como entrada en un blog que ustedes sean moderadores; la "T" es para compartir en la red social Twitter; la "F" es para compartir en la red social Facebook y la "g +1" es para compartir en el perfil de google, recomendar la entrada. Los botones se encuentran en la parte inferior de cada entrada. Es solo pasar el cursor por arriba y pinchar en lo que les resulte más cómodo.
TRADUCCIÓN WEB GOOGLE CHROME
ES MÁS VELOZ

domingo, 17 de junio de 2012

CAT. NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA

Catequesis Especial para el 24 de junio

NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA

"DIOS SE MOSTRÓ MISERICORDIOSO"

 

Liturgia:

Isaías 49, 1-6; Hechos 13, 22-26

Lucas 1, 57-66.80

 

Introducción:

Este es el único santo al cual se le celebra la fiesta el día de su nacimiento.

San Juan Bautista nació seis meses antes de Jesucristo (del 24 de junio en seis meses - el 24 de diciembre - estaremos celebrando el nacimiento de nuestro Redentor, Jesús).

Juan Bautista fue anunciado por el Ángel Gabriel a Zacarías, su Padre y Seis meses después, el mismo ángel se apareció a la Santísima Virgen comunicándole que iba a ser Madre del Hijo de Dios, y también le dio la noticia del embarazo de su prima Isabel.

De la infancia de San Juan nada sabemos. Vivió toda su juventud dedicado nada más que a la penitencia y a la oración.

Como vestido sólo llevaba una piel de camello, y como alimento, aquello que la Providencia pusiera a su alcance: frutas silvestres, raíces, y principalmente langostas y miel silvestre. Solamente le preocupaba el Reino de Dios.

Cuando Juan tenía más o menos treinta años, se fue a la ribera del Jordán, conducido por el Espíritu Santo, para predicar un bautismo de penitencia.

 

 

Nos cuenta la Historia el siguiente hecho:

 

 

Zacarías era un sacerdote judío que estaba casado con Isabel, y no tenían hijos porque ella era estéril. Siendo ya viejos, un día cuando estaba él en el Templo, se le apareció un ángel de pie a la derecha del altar.

Al verlo se asustó, mas el ángel le dijo: "No tengas miedo, Zacarías; pues vengo a decirte que tú verás al Mesías, y que tu mujer va a tener un hijo, que será su precursor, a quien pondrás por nombre Juan. No beberá vino ni cosa que pueda embriagar y ya desde el vientre de su madre será lleno del Espíritu Santo, y convertirá a muchos para Dios".

Pero Zacarías respondió al ángel: "¿Cómo podré asegurarme que eso es verdad, pues mi mujer ya es vieja y yo también?".

El ángel le dijo: "Yo soy Gabriel, que asisto al trono de Dios, de quien he sido enviado a traerte esta nueva. Mas por cuanto tú no has dado crédito a mis palabras, quedarás mudo y no volverás a hablar hasta que todo esto se cumpla".

 

 

¿Qué cosas nos llaman la atención en el relato?

¿Cuál es la función principal de Juan, dicha por el Ángel?

¿Por cuáles motivos nos parece que Zacarías no le cree al Ángel?

¿Cuál es la consecuencia de su no creencia?



...En este sentido, podemos ver los significados de los nombres de los personajes de nuestra historia: Zacarías significa "Dios se acuerda", Isabel "Dios ha prometido". Entonces, ¿Cómo llamar a este niño prometido a Isabel? ¿Cómo llamar a este niño ya que Dios se acordó de la oración de su padre?

Cuando le preguntan otra vez a Zacarías cómo se llamaría el niño, éste escribe en una pizarra que será llamado Juan. Sigue la discusión, pero en este exacto momento Zacarías recupera el habla y comienza a alabar a Dios. ¿Se acuerdan lo que le pasó para que esté mudo? Y le pusieron por nombre Juan que significa "Dios favorece", que viene de la palabra FAVOR.

Sólo puede alabar a Dios el que cree, el que no pierde la confianza en él, el que no deja de confiar que "no hay imposible para Dios", el que sabe y cree que Dios todo lo puede, aunque nuestras condiciones naturales, biológicas o sociales nos digan lo contrario.

Podríamos preguntarnos: ¿Qué favor nos hace Dios? O de otra forma ¿Qué favores le debemos a Dios? El Salmo 115 dice así: ¿Con qué pagaré al Señor todo el bien que me hizo?


LA CATEQUESIS COMPLETA ESTÁ EN DESCARGA.
--
"SOY TU FIEL AMIGO"
 
"Dejen que los niños vengan a mí,
porque de ellos es el Reino de los cielos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Esperamos verte más veces.
Dios te bendiga.